miércoles, 22 de junio de 2011

¿Soy yo, o es el final de la Eurozona?

En los últimos días, además de teatro, sonar y mani (en la que por cierto nadie sabe quién es Trichet ni Draghi.. ni siquiera el BCE, malo cuando no se sabe quién manda de verdad) me he dado cuenta que mi cabeza ha ido pensando inconscientemente sobre la crisis del euro y la suicida austeridad sin yo darme cuenta.


He notado que en el fondo era un optimista. Por ahí abajo en el inconsciente siempre he creído que las élites germano-francesas y el BCE forzarían a Grecia (e Irlanda y Portugal) a años y años de austeridad y penuria (léase destrucción de la clase media) a cambio de salvar a los propios bancos alemanes y franceses a base de pasar deuda de Grecia en manos de bancos privados a manos públicas (ya no engañan a nadie, es obvio que el rescate de Grecia es el rescate de la banca germano-francesa). Y una vez toda esa deuda estuviese en manos públicas, se permitiría a Grecia declararse en bancarrota y no pagar. Entonces o bien se olvida uno de que existe la deuda (imprimir ese dinero), o bien se transfiere a partir de impuestos de todos o se hace de una puñetera vez una deuda común europea (o las dos a la vez, como todo país que tiene moneda). Esa era mi visión inconsciente. España no necesitaría declararse nunca en quiebra porque España puede pagar siempre que no reciba un ataque especulativo. El BCE protegería a España de ese ataque especulativo, con la compra de deuda española si es necesario, a cambio de mantener a España creciendo bien poco, asegurándose de que podrá pagar la factura a los bancos alemanes (¿Por qué el BCE quiere que España esté estancada y pague por sus pecados burbujeros? Casi que en otro post).

En definitiva, pensaba que el euro sobreviviría, como siempre, a base de que los banqueros se llevasen el dinero pagando el resto.



Pero después de las noticias de esta semana, tengo la impresión que a lo mejor estoy muy, muy equivocado, que a lo mejor el BCE nunca aceptará que haya una bancarrota de Grecia, porque no aceptará imprimir dinero para sufragarla ni emitir deuda común. Me he dado cuenta que la prensa trata al BCE como un banco más, cuando la realidad es que puede imprimir dinero.... o saben que los del BCE son unos fundamentalistas suicidas del COPÓN que nunca lo harían.. o por algún Tratado de la Unión no lo pueden hacer. En cualquier caso, si se produce la bancarrota griega, el BCE ha amenazado que no enviará ni un euro a los bancos griegos para que puedan funcionar ya que la deuda griega no valdrá nada (y todo lo que tienen los bancos griegos es deuda griega). Tendrán que ser nacionalizados y se impondrán controles de capital para que el dinero no salga de Grecia. Y en esa tesitura de desastre total, Grecia solo tiene un camino para no pasar hambre: una nueva moneda. En cuanto se ponga en circulación se devaluará haciendo los productos nacionales mucho más baratos que los extranjeros poniendo la gente a trabajar en la producción nacional.



Pero es que esa salida del euro producirá un acojone generalizado, una huida de todo producto financiero que no sea considerado hiper-seguro. Y allí irán las deudas de Irlanda y Portugal en cuestión de semanas... repitiendo el patrón, haciendo aparecer sus nuevas monedas. Y España tendrá que decidir qué hace.. y a lo mejor no tiene otra opción que salir del euro porque la eurozona está en llamas.


La otra opción es que, justo antes del abismo, alguien pague esa deuda. Pero los alemanes, holandeses e inclusos franceses no quieren. Dar crédito a los países sí, pero pagar deuda no. Hay otros más optimistas que yo, hay otros que consideran que cuando el hundimiento del euro esté en juego no tendrán más remedio que bajarse del burro y ceder. No hay otra solución que una deuda común europea o una transferencia de dinero (ya que lo de imprimir dinero no está de moda). Pero si esos analistas están equivocados y no juzgan bien el nivel de estupidez y fundamentalismo de nuestros dirigentes, entonces Roubini tiene razón.. y es el momento de estar acojonados, muy acojonados.

7 comentarios:

rodericus2009 dijo...

Con un Talibán del reglamento como Trichet al frente del BCE, nos podemos esperár lo peór.

Habra que irle buscando un nombre a la nueva moneda, ¿ neopeseta ?.

Saludos.

acolostico dijo...

Habrá dos euros, el euro franco aleman, o euro mola mazo, y el otro el eurosur, o euro de mierda para los desgraciados holgazanes de la siesta...

Cuanto hijo de puta. Bueno pues nada, en unos años otra guerra en Europa, somos buenos en ello. Que buenos son los alemanes en generar odios, eso es empatía.

Cuanto hijoputismo y subnormalidad toda junta.

El siglo XXI es el nuevo XIX.

Si, para ser optimistas si.

Anna dijo...

I dic jo, amb els meus limitats coneixements d’economia , deixar caure un país no tindrà repercussions negatives per tot quisqui? És que no entenc l’estratègia...De debò, no l’entenc...

el bandero dijo...

Tot plegat fa molta por!!!

Bororo dijo...

@roedericus Pues neopeseta será... como no eliminen la deuda griega...La gracia de momento es que no paguen los bancos.. como siempres, si los bancos la cagan, no hay ninguna perdida para ellos. Los tienen cogidos por los cojones, banca pública ya.

@acolostico Mucha mucho hijoputismo.. y mucha pial de meirda acumulada en apuestas financieras... la gente que se ha hecho rica a cuesta de apostar amenazando cond estruir todo si no se hace loq ue se dice.. y el BCE zumbao imponiendo la destrucción de Grecia. El s.XIX is back!!

@anna Negativas? La vas a flipar!! Grecia y portugal hundidas... y la esperanza es que cuando eso vaya destruir el euro, se haga lo que se podria haber hecho hasta ahora para que noa fecte al resto. Pero si incluso en el abismo se niegan por pura ideología, la tindrem grossa.


@bandero L'esperença es que fotin por per fer que els banquers es sortin amb la seva, però al final girin cua... però com les coses que diuen les facin de debò.. puff , puff.. por.

Zonia dijo...

Esto pinta fatal, confianza cero en dirigentes y banqueros así que nos hundimos fijo...

Bororo dijo...

@zoonia Fijo.