martes, 26 de julio de 2011

Caramelo sukkar banat.

Si alguien que conoce tus inclinaciones te pone delante una lista de películas de todo el mundo y de toda estirpe sabes, antes de mirarlas, que dirás que sí. La cuestión es: ¿cuáles?. Había una que recordaba de un boca a boca que no llegó a tiempo: Caramel. Seguro que por mi estancia por tierras cercanas. Sí, el caramelo es libanés, pero el goce es universal. En serio, alquílenla, bájenla, véanla, ya. Y pasen de esta crítica...



.. porque no puedo decir nada, de la película. De la compañía sí. Porque en esta película es importante. No se vivirá igual con una compañía que con otra, con uno mismo o con un grupo grande. Ni mejor ni peor. Diferente. Si es un grupo joven o mayor, si es mayoritariamente femenino o masculino. Con novia, pareja o amigo. Con cada uno de ellos, será diferente (yo, desde luego, no me puedo quejar en ese aspecto). Y eso solo lo logran las grandes historias. Aquellas que te cuentan una historia (o cinco) y consiguen que la recepción dependa más del entorno que de tu situación personal. Así pues mi crítica sería esta

Véanla... y luego vuélvanla a ver.

Alguien dijo una vez que lo único que existe de verdad son las relaciones. Que no somos nadie. Que el yo es un buen invento, pero lo único que de verdad existe son las historias. Las que nos decimos, las que nos nos decimos. En las que nos vestimos y en las que nos desnudamos. Las que crees que tejes y las que te tejen. Las que buscas y las que te aperecen inesperadas. Y sobretodo, siempre sobretodo, las posicionales. Lo importante es tenerlas. Si ven la película, se darán cuenta de la suerte que tiene uno de tener tantas. Aunque el mundo se vaya a pique siempre quedarán las historias. De los que se fueron y de los que se quedan. De los que quieres y, sobretodo, de los que necesitas. Véanla.



EL TEMA: La historia y las historias.

EL GUIÓN: Es tan bueno que da igual no ver el final. No siempre hay finales.

LA FOTOGRAFÍA: Correcta.

EL VESTUARIO: Declaro mi incompetencia sobre las costumbres libanesas.

LA PUESTA EN ESCENA: Algun ui. Pero la factura final realmente no es lo importante.


LOS EFECTOS: ¿Hay? Supongo que en la depilación. ¿o el dolor es real?

LA DIRECCIÓN DE ESCENA: La dirección de escena brillante, y manifiesta, en algunos momentos se une a grandes intentos de pretender que se esconde. ¿Fue un error o algo absolutamente imprescindible para que salga una peli cojonuda? Me vuelvo a declarar sin credenciales para saberlo.

LOS ACTORES: Coral. Y buenos. O al menos están muy bien. Y una de las actries es la propia directora.

LA DIRECCIÓN: Dios, qué grande!!! Como se puede coger un guión y plantartelo así de bién. Y salir así de bién. Y con el gustazo. Con unas ganas de dar un abrazo a la directora si me la encuentro.


LO PEOR: Marketing. Las películas que son historias lo último que quieren hacer es pretender. ¿Y cómo haces marketing sin pretensión? Boca a boca. Y eso es internet y promoción en nuevos canales.

LO MEJOR: Un suspiro. Una decisión. Un juicio. Una empatía. Y una risa, sobre todo una risa.. porque el nombre, en el fondo, no es más que una historia. Y Julie Pompidou no es diferente.

7 comentarios:

Anna dijo...

Que si, que si...
Apuntada....
...
apuntadíssima
...

:-D

acolostico dijo...

Entonces como dice nos invita a verla? :D

Marta dijo...

Vista vista, ja fa temps. En VO amb subtítols en alemany... :$
I sips, recomanable

Luarna dijo...

CAU + máster = insuficientes para pillar tus terminologías... pero qué bonitas, las fotos ;)
PS: Julie Pompidou 4ever!

Bororo dijo...

@Anna Molt bé. Aplicada com cal

@acolostico No la tengo bajada pero si la vuelven a dar monto visionado

@Marta A que si!!!

@Luarna Es el diccionari enric-espanyol-enric. Després d'un temps la gent ho acaba aprenent :) Pompidou!!!

Zonia dijo...

Yo la vi hace tiempo y recuerdo que me gustó mucho. Pero esta crítica tan entusiasta me han dado ganas de verla otra vez así que me apunto y me la apunto :-)

peter_alc dijo...

¡Pues otro que se la apunta!