lunes, 9 de enero de 2012

Tres teatros

Estas Navidades (y pre-navidades) han sido activas en lo que se refiere al mundo teatral. Hemos, en un plis-plas, visto tres obras. Como si nada.

Empezando por AY CARMELA, en el Teatro Almería El texto es precioso, el local y la puesta en escena me gustaron. Es entretenido y de actualidad universal. Obligado para todo republicano y muy recomendable si no se ha visto nunca. Y los actores, pues difícil papel. Me gustó que Savina Figueres hiciese un personaje bien inocente de principio a fin, aunque no tuviese la evolución que yo tenía en mente. Y Frank Capdet no me acabó de convencer como personaje general, pero sí en muchas escenas. Debe ser mi forma republicana de ver las cosas: Nunca en blanco o negro.


Después seguimos con EL CAVERNÍCOLA en el teatro Alexandra.  Un monólogo del tipo: hombre-mujer "aishhh esas diferencias de sexo". Como siempre en estos casos, lleno de lugares comunes, tópicos y, aún mejor, lleno de ideas que esperemos se conviertan en lugares comunes bien pronto pues son más interesantes que los actuales. El texto de Rob Becker está bien hilado, es fresco y tiene un ritmo brutal. Lo interpetra Josep Julien, que hizó recientemente contra la democracia en la sala Beckett. La forma de hacer el monólogo no me acabó de parecer la mejor, pero le dió un ritmo muy interesante y los dos o tres grandes sketch "visuales" (sketch que debes imaginar) los bordó. Emitimos unas cuantas carcajadas a gusto. Esperemos que la idea "los hombres (no) somos gilipollas" se vaya extendiendo.


Y por último  EL CRIM DE LORD ARTHUR SAVILE en el Teatre Nacional. Una obra faćil de resumir: Que grande es esta adaptación de Oscar Wilde, y qué lastima que sea un musical del cual no me gustó mucho la música.

Sí, puede parecer un poco esquizofrénico, pero uno puede disfrutar con un musical del cual le gustan solo tres composiciones.  La adaptación del texto del coleguita Oscar (después de Shakespeare, igual va a ser el mejor) es absolutamente perfecta. En definitiva, filtras la música y te queda una magnífica obra.

La escenografía es preciosa, la compañía EGOS teatre ha utilizado los recursos del TNC de maravilla. Por no hablar de Maria Santallusia, vaya portento de actriz por dios, que cosa, que cosa (derecha en la foto de D. Ruano). Actuando así por el mundo eclipsa un poco a los demás, pero mira, las cosas son como son. Siempre he dicho que en una obra de Wilde cualquier buen actor puede ser el protagonista. Esta vez le ha tocado a Maria Mrs. Percy, simplemente brillante.


4 comentarios:

acolostico dijo...

Cuanto teatro...seguro en compañía...

La vida es puro eatro. Yo prefiero que sea como un tebeo.

(con estas entradas va a despistar a su público habitual, guru) ;)

Anna dijo...

Encara no he estrenat el Teatre Almeria… sala pendent, sala pendent…


I si la cartellera de cinema està abandonada, el teatre….

Marta dijo...

Aquí també bastant abandonades les cartelleres de cine i teatre...

Zonia dijo...

Yo también, ni cine ni teatro. estoy en fase vamos a ver un capítulo más de "The Wire". Ainsch!