lunes, 14 de noviembre de 2011

Un día muy triste

Hoy es un día muy triste:

El capo del bundesbank (el antiguo banco que imprimía moneda alemana y que ahora forma parte del BCE) ha declarado al Finantial Times que no se imprimirá dinero para salvar a España e Italia de los especuladores. La frase ha sido tan rotunda y general que incluso hay gente que piensa que su objetivo era Francia.

Bundesbank president Jens Weidmann told the Financial Times that only politicians could resolve the crisis, and he rejected the idea of using the ECB as “lender of last resort” to governments.

Hoy, Alemania ha declarado la guerra al resto de Europa. Mejor dicho, hoy, la élite alemana ha declarado la guerra a los ciudadanos del Sur de Europa atrapados en el euro. Ha afirmado que tomará el control de la política monetaria y fiscal. Ha demostrado que utilizará la no-impresión de dinero del Banco Central Europeo para poner y quitar gobiernos. Después de haber utilizado al BCE para derribar a Berlusconi, es muy posible que ahora le toque a Francia.



Eso significa que la deuda española pronto va a ser víctima de la profecia autocumplida que siempre comentamos. Si puedes pagar una hipoteca al 2% pero no al 10% y alguien apuesta que no vas a poder pagar, lo único que tiene que hacer es sembrar el pánico y conseguir que la gente crea que nadie te va a dar la hipoteca. Si no hay un prestamista de último recurso te vas al garete. El genio de la foto ha declarado que no va a permitir que el Banco Central Europeo haga de prestamista de último recurso. España, pues, se va al garate. Un país que si tuviese su propia moneda sería solvente, es atacado desde el exterior al no tener el control de la moneda. Y aquí nadie dice nada. España tendrá que declararse en bancarrota o aceptar los créditos de Alemania a cambio de ceder soberanía y hundir la economía española aún más.

Si Alemania se toma esto, abiertamente, como un juego de poder, Europa acaba en llamas, o rota o bajo el cuarto Reich. España va a vivir una década de sufrimiento y paro muy elevado con fuerte contestación social, si sigue en el euro, o seis meses /un año de emprobecimiento rápido, si sale del mismo. Al menos, en el segundo caso, seguido probablemente de una fuerte remontada.

Deberíamos poder decidir qué hacer. Pero en cualquier caso...

..es un dia muy triste.


4 comentarios:

acolostico dijo...

Patético, espeluznante...

Si piensan que tienen la razón poruqe ganan dinero a corto... SI piensan que es una cuestión cultural...

Panda de...

Todos al carajo y nadie quiere pararlo, ni que este toda la gente gritando que frenen son capaces de levantar el pie delante del precipio.

el bandero dijo...

La verdad es que leer esto entristece y desgraciadamente en toda Europa no tenemos un Churchill que sea capaz de decir las cosas tan claras como tú y pueda reconsiderarse la situación!

Zonia dijo...

Negro presente, negro futuro...

Bororo dijo...

@ a todos. Exageradamente acojonante